I have a dream


Aunque muchas veces los sueños son bizarros e incoherentes, otras nos pueden ayudar a resolver problemas. En la mayoría de ocasiones, ocho horas de sueño reparador pueden hacer que nos levantemos con la mente clara y capacitados para dar con una solución creativa a un problema.

via GIPHY

Existen investigaciones muy interesantes que defiende que una de las funciones principales de los sueños es entrenarnos emocionalmente. En ellos, nos convertimos en protagonistas de historias ficticias, en personajes diferentes que tienen que hacer frente a situaciones de alegría, tristeza, de rabia, peligro... Siendo nosotros mismos los creadores de esas tramas, nos obligamos a enfrentarnos a situaciones que nos sirven de ensayo para la vida real.

via GIPHY

Soñando nos ponemos en la piel de otro, podemos ser capaces de sentir lo que potencialmente siente el de enfrente y compartimos sus emociones y sentimientos. Soñar nos ayuda a actuar desde un punto de vista más empático, detalle importante si recordamos que somos seres sociales y que necesitamos del otro para sobrevivir.  

Solos no habríamos podido llegar hasta aquí y quizás soñar sea una de las estrategias más bonitas con que nos ha dotado la evolución para establecer lazos más estrechos entre nosotros.